lunes, 13 de junio de 2011

15 de junio, eclipse de Luna

Eclipse total de Luna
El próximo miércoles 15 de Junio
La Luna aparecerá ya eclipsada por el horizonte Sureste a las 21:17 horas. La fase de totalidad del eclipse comenzará a las 21:22 h. Y el máximo del eclipse, con el característico color rojizo de la Luna, lo podremos disfrutar a las 22:12 h. El fin de esta fase de totalidad se podrá ver a las 23:02 h.

Efemérides del eclipse:
Eclipse total de Luna del 15 de Junio de 2011
Magnitud del eclipse= 1,6999

Contactos Hora oficial
Primer contacto con la penumbra 19:24,34
Primer contacto con la sombra 20:22,56
Inicio de la totalidad 21:22,30
Medio del eclipse 22:12,37
Fin de la totalidad 23:02,42
Último contacto con la sombra 24:02,15
Último contacto con la penumbra 01:00,45

Este eclipse será observable en todo el mundo, excepto en Norteamérica, América Central, Hawaii y parte de Asia.

¿En qué consiste un eclipse total de Luna?
Este fenómeno astronómico ocurre cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna. Esta alineación se da siempre que la Luna está en fase llena y además siempre que ésta se encuentre en el plano de la eclíptica (plano que contiene la órbita de la Tierra alrededor del Sol, además de, la línea aparentemente recorrida por el Sol a lo largo de un año, respecto del fondo "inmóvil" de las estrellas).

El plano de la órbita lunar tiene una inclinación de unos 5 grados con respecto a la eclíptica, y los eclipses lunares se dan cuando la Luna llena se encuentra en la línea que corta la órbita lunar con la eclíptica (a ese punto se le llama línea de nodos).
Cuando la Luna pasa por este lugar atraviesa el cono de sombra que proyecta la Tierra, donde el Sol queda totalmente tapado por nuestro planeta. A esta zona central más oscura se le llama Umbra o Sombra; y a la zona más clara y periférica donde el Sol es tapado parcialmente se le llama Penumbra.


Durante el eclipse podremos ver cómo la Luna entra en la zona de umbra, eclipsándose totalmente y adquiriendo un color cobrizo característico, el cual es debido a la luz refractada por la atmósfera de la Tierra.

Mientras que los eclipses totales o parciales son fáciles de ver, los pasos de la Luna por la penumbra son imperceptibles, por lo que los eclipses penumbrales suelen pasar desapercibidos.

El aspecto de la Luna durante un eclipse total puede variar enormemente de un eclipse a otro. En esta variación intervienen factores como la geometría de la trayectoria de la Luna a través de la sombra y la atmósfera terrestre, responsable de la refracción de los rayos de sol.
La atmósfera de la Tierra contiene cantidades variables de agua (nubes, niebla, precipitación) y partículas sólidas (polvo, restos orgánicos, cenizas volcánicas). Este material filtra y atenúa la luz del Sol antes de que se refracte en la umbra o sombra.
Así, las erupciones volcánicas de gran tamaño o frecuencia arrojan grandes cantidades de ceniza a la atmósfera y a menudo se han seguido de eclipses rojos, muy oscuros, durante varios años.
El astrónomo francés André-Louis Danjon propuso una escala (la escala Danjon) para evaluar el aspecto visual y el brillo de la Luna durante los eclipses lunares totales, dando a 'L' un valor de 0-4 según el grado de luminosidad:
  • L=0. Eclipse muy oscuro, la Luna es difícil de ver, sobre todo en el medio del eclipse.
  • L=1. Eclipse oscuro, de color gris o castaño. Algunos detalles superficiales de la Luna apenas se distinguen.
  • L=2. Tono rojizo oscuro o parduzco. La sombra central es muy oscura, mientras que el borde de la sombra es moderadamente brillante.
  • L=3. Tono rojo-ladrillo. El límite de la sombra es brillante, y con frecuencia amarillento.
  • L=4. Eclipse brillante, de tono rojo-anaranjado o cobrizo. El borde de la sombra suele ser azulado y muy brillante.



Enlázate
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...